Buscar

Sinusitis Crónica: todo lo que deseas saber sobre esta enfermedad y su tratamiento


La sinusitis crónica casi siempre va acompañada de rinitis, por lo que el término correcto es el de rinosinusitis crónica.

Se define como la inflamación de la nariz y los senos paranasales (cavidades aéreas que hay dentro de los huesos de la cabeza) que dura más de 3 meses. Puede afectar entre 5-15% de la población.

Esta inflamación interfiere con el drenaje normal de moco desde los senos hacia la nariz. Estas secreciones acumuladas suelen sobreinfectarse. Todo ello causa dificultad para respirar por la nariz y una sensación de opresión en la cara o dolor de cabeza.

Síntomas


Los criterios internacionales para el diagnóstico de rinosinusitis crónica incluyen ≥2 síntomas, uno de los cuales debe ser bloqueo/obstrucción/congestión nasal o descarga nasal (goteo nasal anterior o posterior):

± dolor/opresión facial

± reducción o pérdida del olfato

La rinosinusitis crónica se distingue de la aguda porque estos síntomas persisten más de 3 meses.

Otros síntomas asociados incluyen: sensación de plenitud ótica (oídos taponados), tos seca nocturna, mal haliento, dolor en los dientes, dolor en los oídos o alteración del sueño.


Diagnóstico


En la mayoría de los casos, el diagnóstico se hace por las características de los síntomas. Además de los síntomas descritos, el diagnóstico se completa con una endoscopia nasal donde puede visualizarse inflamación, pólipos o moco purulento en la zona de drenaje de los senos hacia la nariz.


La radiografía de senos paranasales hoy en día se considera obsoleta por su baja sensibilidad y especificidad. La tomografía solo se indica en casos con complicaciones extranasales o cuando se desea planificar una cirugía.


Causas


Aunque en la mayoría de las ocasiones no se conoce la causa de la inflamación, esta puede asociarse a infecciones dentales, alteraciones de la anatomía nasal como un tabique muy desviado o cornetes muy prominentes, aumento de tamaño de las vegetaciones, tumores de nariz y senos paranasales o enfermedades autoinmunes.

Es frecuente que la rinosinusitis crónica se acompañe de pólipos nasales (crecimiento del tejido mucoso inflamado que bloquea el drenaje de los senos), enfermedades respiratorias como el asma y alergia o intolerancia a aspirina y antiinflamatorios.


Complicaciones


Las infecciones de los senos paranasales, de manera infrecuente, pueden extenderse a zonas circundantes produciendo complicaciones oculares como la celulitis periorbitaria o abscesos oculares, así como inflamación e infección de las membranas que rodean al cerebro (meningitis) o abscesos dentro del cráneo.


Tratamiento


Una vez completado el diagnóstico correcto mediante una endoscopia nasal, el tratamiento inicial suele basarse en lavados nasales y uso de sprays nasales con cortisona tópica. En algunos casos puede ser necesario el uso de antibióticos. En casos severos puede ser necesario utilizar cortisona sistémica (vía oral o por vena).

Cuando el tratamiento médico no es efectivo puede estar indicada una cirugía endoscópica nasosinusal, que debe ser realizada por un otorrinolaringólogo con amplia experiencia en este tipo de cirugía.


Prevención


Evita el contagio de infecciones virales respiratorias. Lávese las manos con frecuencia. Evite el contacto directo y cercano con personas resfriadas.

No fumes.

Mantén una buena higiene dental

Controla la rinitis alérgica con tratamiento adecuado.

0 vistas

Otorrinolaríngólogo

Dr. Franklin Mariño Sánchez

Actividad Profesional

Unidad de Rinología y Cirugía de Base de Cráneo

Servicio de Otorrinolaringología

Hospital Ramón y Cajal

Ctra. de Colmenar Viejo

km. 9,100. 28034 Madrid.

Tel: 91 336 80 00

Consulta Privada

Instituto Oto Vértigo

Calle Jorge Juan, 94, 28009 Madrid.

Tel: 912 90 48 00